El vidrio templado es un producto de seguridad muy usado en la actualidad por ofrecer una enorme resistencia mecánica y una alta resistencia a tensiones térmicas.

En Cristalería Ropero el vidrio templado se obtiene al someter al material a un tratamiento térmico controlado que radica en calentar el vidrio a una temperatura muy cercana al punto de reblandecimiento para, a continuación, enfriarlo rápidamente haciendo incidir sobre su superficie mucho aire. Gracias a este proceso térmico se logra aportar al vidrio la tensión superficial suficiente para reforzar sus propiedades mecánicas.

Consúltanos por Whatsapp